Suscríbete al newsletter The NewNow

Y te mantendremos al tanto de los últimos artículos y noticias

Los campos marcados con * son obligatorios

Brazo háptico robótico Mantis

Si bien ya existen múltiples dispositivos de brazo robótico, la mayoría son pesados, caros y están fuera del alcance de las personas que carecen de la experiencia para usarlos. Mantis, diseñado por expertos en interacción humano-computadora del equipo de ingenieros de renombre mundial de Bristol, es el primer sistema de este tipo que permite la retroalimentación de fuerza háptica ligera, asequible y accesible.

Imagine poder construir y usar un dispositivo robótico sin la necesidad de un costoso kit especializado o habilidades. Esa es la visión que los investigadores de la Universidad de Bristol han convertido en realidad.

Qué es un brazo háptico robótico

Los seres humanos tienen cinco sentidos, pero los dispositivos electrónicos se comunican con nosotros utilizando predominantemente solo dos: vista y oído. La retroalimentación háptica (a menudo abreviada a solo háptica) cambia esto al simular el sentido del tacto. No solo puedes tocar una computadora u otro dispositivo, sino que la computadora también puede tocarte. Una retroalimentación de fuerza es un tipo particular que puede proporcionar fuerza.

Teóricamente, el Mantis podría ser construido y utilizado por cualquier persona desde un estudiante de secundaria. No solo eso, el investigador dice que el Mantis se puede construir por 20 veces menos del gasto del equivalente del mercado porque utiliza componentes, incluidos motores sin escobillas, que cuestan significativamente menos que los equivalentes de alta fidelidad que a menudo se limitan a los laboratorios de investigación.

“Los humanos ya tienen un gran sentido del tacto. Mantis amplía esta capacidad innata al permitir que las personas toquen y sientan objetos 3D, agregando más profundidad a la experiencia de realidad virtual «

Eso es lo que afirma la investigadora principal, la Dra. Anne Roudaut, del Departamento de Informática de Bristol , que añade:  “Imagina a un usuario jugando un juego en Realidad Virtual con Mantis unida a sus dedos. Luego podrían tocar y sentir objetos virtuales, sumergiéndose tanto visual como físicamente en una dimensión alternativa «.

La Dra. Roudaut y su estudiante de doctorado Gareth Barnaby, estuvieron en Nueva Orleans (19-23 de octubre) presentando el Mantis en la conferencia de Software y Tecnología de Interfaz de Usuario (UIST),  el principal foro para innovaciones en interfaces humano-computadora que reúne a personas de gráficos e interfaces de usuario web, computación tangible y ubicua, y realidad virtual y aumentada.

Brazo háptico robótico – Universidad de Bristol (Youtube)

El Proyecto Mantis también cuenta con el respaldo de una nueva empresa spin-out, Senmag Robotics , que los investigadores esperan les permita avanzar en su diseño al mercado, comenzando con la producción y prueba de los primeros kits listos para su lanzamiento a finales de año.

«Vamos a dar los planes para permitir que cualquiera pueda construir una Mantis», agrega Gareth Barnaby. «Debido a que estamos interesados en hacer que los dispositivos de retroalimentación de fuerza estén más extendidos y no limitados a los laboratorios de investigación, también estamos buscando producir algunos kits fáciles de construir, así como versiones prefabricadas que pondremos a disposición en el sitio web».

Este trabajo fue apoyado por el Consejo de Investigación de Ingeniería y Ciencias Físicas (EPSRC) y el Leverhulme Trust.

Paper Mantis: A Scalable, Lightweight and Accessible Architecture to Build Multiform Force Feedback Systems (‘Mantis: una arquitectura escalable, ligera y accesible para construir sistemas de retroalimentación de fuerza multiforme’ ) por Barnaby G., Roudaut A. presentado en UIST 2019

Acerca del SCEEM de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Bristol
 La Escuela de Ciencias de la Computación, Ingeniería Eléctrica y Electrónica e Ingeniería Matemática (SCEEM)  brinda oportunidades para generar un impacto mediante la creación de tecnología que cambia nuestro mundo. Nuestras fortalezas en conectividad, computación, inteligencia artificial, ciberseguridad, interacción, visión, robótica, gestión de energía y simulación equipan a nuestros graduados para crear soluciones a los desafíos en salud, sostenibilidad y vida urbana. La comunidad inclusiva es un espacio para la co-creación de educación e investigación.

 

 

Fuente: University of Bristol