Suscríbete al newsletter The NewNow

Y te mantendremos al tanto de los últimos artículos y noticias

Los campos marcados con * son obligatorios

Detección de corriente con aprendizaje automático

La tecnología de detección de corriente podría mejorar la precisión del aprendizaje automático para la fabricación, vehículos eléctricos y los hogares inteligentes. Esta misma pequeña tecnología que algún día puede ayudar a entrenar robots de soldadura y monitorear vehículos eléctricos, podría permitir a las compañías de energía mejorar el suministro a las casas y fábricas inteligentes.

Los investigadores de la Universidad de Purdue han desarrollado un módulo de detección que funciona con el aprendizaje automático para aplicaciones que van desde automóviles eléctricos hasta fabricación y diseño del hogar. La tecnología es un sensor pequeño y no invasivo que monitorea las corrientes eléctricas.

«Hemos creado el primer sensor de corriente que no es invasivo, y que es seguro y mucho más preciso que otras opciones«, declaró Kaushik Roy, Profesor Distinguido de Purdue Edward G. Tiedemann Jr. de Ingeniería Eléctrica e Informática, que ayuda a dirigir el equipo de investigación.

Las opciones para la detección de corriente en aplicaciones como vehículos eléctricos incluyen el uso de una resistencia como sensor de corriente o el uso de un sensor Hall no invasivo, el cual no puede medir corrientes pequeñas. El equipo de Purdue utiliza un algoritmo de aprendizaje automático con el sensor para ayudar a interpretar y recopilar datos como el uso de energía, problemas con el enfoque actual y los mejores enfoques para la fabricación.

Los investigadores de la Universidad de Purdue han desarrollado un módulo de detección que funciona con el aprendizaje automático para aplicaciones que van desde automóviles eléctricos hasta fabricación y diseño del hogar. (Imagen de Nick Wang / Purdue Foundry)

 «Nuestra tecnología permite aprender a través de la corriente«, dijo Byunghoo Jung, profesor de Ingeniería Eléctrica e Informática en la Facultad de Ingeniería de Purdue, otro miembro del equipo de investigación.

«Este sensor podría usarse con el aprendizaje automático para entrenar robots de fabricación, proporcionar consejos precisos para los propietarios sobre cómo reducir el consumo de energía o ayudar a diagnosticar problemas con vehículos eléctricos y scooters«.

Roy afirmó que otras ventajas del sensor Purdue incluyen una fácil instalación y mantenimiento, ya que el pequeño sensor está envuelto alrededor de un cable central para monitorear la corriente. El sensor puede transmitir la información actual medida a cualquier sistema informático a través de Bluetooth, USB u otros métodos, y puede ser programado a través de aprendizaje automático para detectar algo tan preciso como la marca de microondas que se utiliza en un momento determinado y si esa hora del día es adecuado para el consumo de energía.

 

Fuente: Purdue.