Suscríbete al newsletter The NewNow

Y te mantendremos al tanto de los últimos artículos y noticias

Los campos marcados con * son obligatorios

Los coches voladores serán realidad en 2020

2020 parece ser la fecha en la que veremos coches voladores de forma generalizada. Distintas empresas mundiales trabajan con ese horizonte temporal y algunas ya están realizando sus vuelos de prueba. De hecho, ya en abril de 2017 se presentaron sendos prototipos para los que se aceptan reservas de venta.

La marca AeroMobil, de Bratislava espera entregarlos en ese año 2020 una vez que los distintos reguladores lo aprueben. El vehículo AeroMobil tiene seis metros de largo y con las alas desplegadas totalmente, nueve metros de envergadura. Básicamente es un coche de cuatro ruedas normales que se pueden desplegar sus alas para transformarse en un avión capaz de volar con dos pasajeros a una velocidad de crucero de 260 kmh durante un máximo de 750 kilómetros. Su precio rondará el millón y medio de euros.

El otro modelo, fabricado en Holanda, también es un cruce entre coche y avión, pero algo más compacto y asequible. El PAL-V tiene cuatro metros de largo y esperan comercializarlo el próximo año por un precio entre 299.000 y 499.000 euros.

Aunque los dos modelos en marcha no dejan de ser conceptos tradicionales entre avioneta y autogiro. Mientras, otros fabricantes apuestan por diseños más modernos basados en los drones multihélice.

Por ejemplo, Toyota, propone un coche volador para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

La compañía está invirtiendo en torno a 42,5 millones de yenes (370,000€) en proyecto Cartivator, que está desarrollando el coche de tres ruedas que se basa en la tecnología de aviones no tripulados para tomar vuelo. El vehículo, que será tripulado, se llama SkyDrive, tendrá cuatro conjuntos de hélices en 2,9 metros de largo y 1,3 metros de ancho, con el objetivo de ser el auto volador más pequeño del mundo.

El público, a favor de los coches voladores

A pesar de considerables preocupaciones sobre la seguridad de los coches voladores, dos tercios de los estadounidenses dicen que les gustaría montar en uno o conducir su propio vehículo aéreo.

Un nuevo estudio realizado por investigadores del Instituto de Investigación de Transporte de la Universidad de Michigan, muestra que el 41 por ciento de los adultos a una encuesta en línea están “muy interesados” en montar en un vehículo autónomo y volador. Eso se compara con el 26 por ciento de los que están “muy interesados” en manejarlos por sí mismos después de la obtención de una licencia de piloto

Aún así, el estudio encontró que más del 60 por ciento de los encuestados está “muy preocupado” con la seguridad general de los coches voladores y con su actuación en el espacio aéreo congestionado y el mal tiempo. En cualquier caso, y pese a estas preocupaciones, la mayoría de los estadounidenses desea utilizar coches voladores.

Cerca de tres cuartas partes de los encuestados citaron el tiempo de viaje más corto como la razón principal, mientras que menos del 10 por ciento dijo que habría un menor número de accidentes, mejor economía de combustible o emisiones más bajas fueron las más probables beneficios de los coches voladores.

Fuente: MichiganNews

Pedir un Uber y que venga volando

La empresa que aspira a cambiar el concepto de movilidad urbana, no solo experimenta con coches autónomos, sino que pretende poner en marcha un sistema volador en las ciudades para 2020.

Uber anunció recientemente una serie de asociaciones para la fabricación de vehículos de despegue vertical al que llama Uber Elevate. Las dos primeras ciudades interesadas serían Dubai y Dallas-Foth Worth en Texas. Los fabricantes con los que podría llegar a acuerdos directos son Bell Helicopter (USA), Embraer (Brasil) y Pipistrel (Eslovenia), con quienes ya negocia.

El plan también incluye asociaciones de Uber para “vertipuertos”, o puntos de despegue y aterrizaje, junto con estaciones de servicio y repostaje, los cuales se espera que sean principalmente eléctricos.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *