Suscríbete al newsletter The NewNow

Y te mantendremos al tanto de los últimos artículos y noticias

Los campos marcados con * son obligatorios

Mapeado de la naturaleza con tecnología móvil

Los estudios científicos de espacios naturales y el seguimiento de las especies salvajes en libertad cuentan con nuevos aliados para recabar datos inaccesibles hasta ahora. En unas ocasiones se trata de drones conectados vía satélite y en otra datos dinámicos recabados por el público como ciencia ciudadana y colaborativa que consiguen un mapeado de la naturaleza con una precisión y facilidad nunca antes alcanzada.

Mapeo de las aves de Kenia con tecnología móvil

Un proyecto financiado por la UE ha creado un mapa de distribución actualizado de las especies de aves de Kenia. Utiliza la última tecnología móvil para crear datos dinámicos con aportes del público y se ha convertido en un recurso valioso para conservacionistas y políticos.

Hay más de mil especies de aves en Kenia y conocer la distribución de las mismas es clave para facilitar su conservación. Desde que se realizó el último mapa de distribución de aves, hace casi treinta años, muchas especies invasivas han alterado el equilibrio natural, algunas especies nativas han disminuido en número y las preocupaciones sobre el efecto del cambio climático han aumentado.

A través de la “ciencia ciudadana”, el equipo apeló al público en general y a los ornitólogos aficionados para que participen en la creación de un mapa preciso y dinámico que se actualice constantemente.

El proyecto desarrolló un sitio web y una aplicación móvil para que los participantes puedan registrar avistamientos de aves en tiempo real.

“La aplicación móvil, llamada ‘Birdlasser Kenya’ y ahora recientemente actualizada a ‘Birdlasser Africa‘ (Android/iOS) se puede descargar de forma gratuita y acceder a cualquier parte del mundo”, dice el líder del proyecto, Peter Njoroge, de los Museos Nacionales de Kenia. “Esto significa que ahora se está utilizando para mapear no solo las distribuciones de especies de aves de Kenia sino también las del resto de África”.

Debido a la tecnología que utiliza, también atrae a usuarios jóvenes y está inspirando a una nueva generación de ornitólogos.

Con más de 600 usuarios registrados, el proyecto ha cubierto cerca del 12% de Kenia, mejorando en gran medida los datos de distribución de aves disponibles anteriormente. El atlas de pájaro se actualiza constantemente a medida que se registran nuevos avistamientos. Ha ayudado a mapear la distribución de especies invasoras como el cuervo de la casa india y el gorrión común de la casa y esta información se comparte con organismos gubernamentales para que estas especies puedan ser manejadas adecuadamente.

©Birdlasser

El atlas de aves también está siendo consultado por grupos de conservación y ayuda a desarrollar la industria turística de los países.
“Hacer que las personas participen en el proyecto, a través de Facebook y otros canales de medios, ha creado una comunidad interactiva en línea. Está siendo utilizado por guías turísticos de vida silvestre, quienes, a su vez, contribuyen con el proyecto al registrar los avistamientos “, dice Njoroge. “Esto tiene implicaciones directas para el aviturismo en Kenia que beneficiará económicamente al país”.

Más información: European Comission Research and Innovation.

Drones marinos para estudiar los océanos

Tras cinco años de investigación conjunta entre Saildrone y el grupo de Océanos y Atmósfera de CSIRO veremos el despliegue de vehículos de superficie oceánica no tripulados de última generación, Saildrones, por primera vez en aguas australianas.

La investigación con Saildrones ampliará la extensa red de sistemas de monitoreo marino y climático de CSIRO en Australia, recolectando más información sobre la temperatura de la superficie del mar, la salinidad y el carbono oceánico y proporcionando una plataforma para el desarrollo continuo de la próxima generación de tecnologías marinas y climáticas.

©Saildrone

Los Saildrones son impulsados por energía solar y eólica y pueden permanecer en el mar hasta 12 meses seguidos, en los cuales se les puede encomendar misiones científicas, como la realización de evaluaciones de stock, la carga de datos de sensores subterráneos o la respuesta a emergencias marinas.

Se pueden controlar de forma remota desde cualquier lugar del mundo y están equipados con sistemas de identificación automática (AIS) y sistemas de evitación de buques para alertar y evitar a otros usuarios del océano.

El líder del Grupo de Investigación de CSIRO, Andreas Marouchos, dijo que la asociación permitiría que la organización administre una flota de tres Saildrones desplegados desde CSIRO en Hobart. “Esta asociación de investigación llega en un momento crítico para el medioambiente marino, y en un momento en que la innovación tecnológica en el sector marino está en auge”, dijo Marouchos.

Los Saildrones son plataformas de investigación de largo alcance que pueden enviarse a ubicaciones remotas durante un período prolongado de tiempo, entregando datos on time a los científicos que antes era imposible de recopilar. Estos dispositivos reúnen información fundamental sobre nuestros océanos y el clima utilizando una fuente inagotable de química oceánica, sensores acústicos meteorológicos y marinos.

CSIRO colaborará en el desarrollo de la tecnología Saildrone, comenzando con el equipamiento de los vehículos con sensores especializados diseñados para medir el carbono oceánico, así como también proporcionará estimaciones de biomasa en la columna de agua, agregados al conjunto existente de sensores marinos y atmosféricos.

La capacidad de controlar remotamente los Saildrones desde cualquier parte del mundo significa que pueden volver a realizar tareas para cumplir con las necesidades científicas de CSIRO, proporcionando una nueva forma de medir las condiciones oceánicas asociadas con eventos como olas de calor marino o floraciones de algas tóxicas que en el pasado han requerido una extensa planificación y gastos para un barco y la tripulación.

Fuente: CSIRO