Suscríbete al newsletter The NewNow

Y te mantendremos al tanto de los últimos artículos y noticias

Los campos marcados con * son obligatorios

Pantallas de cine en 3D sin gafas

Un equipo de Ciencias de la Computación del MIT, el Laboratorio de Inteligencia Artificial (CSAIL) y el Instituto Weizmann de Ciencia de Israel han demostrado que es posible fabricar una pantalla que permita a los espectadores ver películas en 3-D en una sala de cine sin gafas extra.

El prototipo utiliza una serie especial de lentes y espejos para lograr una imagen tridimensional visible desde cualquier asiento en un teatro. “Los enfoques existentes actuales sin gafas 3-D requieren pantallas cuyos requisitos de resolución son tan enormes que son completamente impracticables—dice el profesor del MIT Wojciech Matusik, uno de los co-autores en un artículo relacionado cuyo primer autor es Weizmann PhD Netalee Efrat—. Este es el primer enfoque técnico que permite ver cine 3D sin gafas a gran escala.”

Aunque los investigadores advierten que el sistema no está listo aún para el mercado, son optimistas en que las futuras versiones podrían llevar la tecnología a un lugar donde los cines serían capaces de ofrecer alternativas sin gafas para este tipo de películas.

Cómo funciona el nuevo cine 3D sin gafas

La visión Sin gafas 3-D ya existe, pero no en una forma que se pueda cubrir una salas de cine. Los métodos tradicionales para televisores utilizan una serie de ranuras delante de la pantalla, una “barrera de paralaje” (Parallax Barrier), que permite a cada ojo para ver un conjunto diferente de píxeles, creando una sensación simulada de profundidad. Pero debido a que las barreras de paralaje tienen que estar a una distancia constante desde el visor, este enfoque no es práctico para espacios más grandes como teatros que tienen los espectadores a diferentes ángulos y distancias.

Otros métodos, uno de ellos del MIT Media Lab, implican el desarrollo de nuevos proyectores completamente físicos que cubren todo el rango angular de la audiencia. Sin embargo, esto viene a menudo a costa de menor resolución de imagen.

La idea clave con el cine 3-D es que las personas en las salas de cine mueven la cabeza sólo sobre un pequeño rango de ángulos, limitado por la anchura de su asiento. Por lo tanto, es suficiente para mostrar imágenes a una estrecha gama de ángulos y replicarlo a todos los asientos en el teatro.

Lo que hace cine 3-D, entonces, es codificar múltiples barreras de paralaje en una pantalla, de manera que cada espectador ve una barrera de paralaje a la medida de su posición. Ese rango de puntos de vista se replica luego a través del teatro por una serie de espejos y lentes ópticas dentro del sistema de cine en 3-D especial. Un televisor 3-D tiene que dar cuenta de las personas que se mueven en torno al mirar desde diferentes ángulos, lo que significa que tiene que dividir un número limitado de píxeles para ser proyectado de modo que el espectador vea la imagen desde donde quiera que estén. El hecho de que los teatros tienen una configuración única en la que cada persona se sienta en una posición más o menos fija todo el tiempo permite este nuevo avance tecnológico.

El nuevo Cine 3-D no es especialmente práctico en la actualidad, ya que el prototipo del equipo requiere de 50 juegos de espejos y lentes, y sin embargo es apenas más grande que una hoja de papel. Pero, en teoría, la tecnología podría trabajar en cualquier contexto en el que se muestran imágenes en 3-D con varias personas al mismo tiempo, tales como vallas publicitarias o anuncios de escaparate. El equipo espera construir una versión más grande de la pantalla y refinar aún más la óptica de seguir mejorando la resolución de la imagen.

 

Creando una experiencia inmersiva en el cine

Además de la parte tecnológica de la proyección 3D, la industria del cine sigue buscando la forma de convertir las películas en una experiencia total, innovando en todo tipo de efectos especiales dentro y fuera de la pantalla. Desde butacas con sensores de movimiento y sistemas de viento, agua, humo y olores en el cine 4DX, a la incipiente Realidad Virtual. Uno de las nuevas propuestas es el Barco Escape, que añade dos pantallas laterales a la central con contenido adicional. Este formato se experimentó ya en El Corredor del Laberinto y se repite en la nueva entrega de Star Trek, para unos pocos afortunados, eso sí.

[youtube]https://youtu.be/obMEtkyv-XE[/youtube]