Suscríbete al newsletter The NewNow

Y te mantendremos al tanto de los últimos artículos y noticias

Los campos marcados con * son obligatorios

¿Qué hacemos con los coches autónomos?

La noticia del primer accidente con víctimas en el que los coches autónomos están implicados llegó finalmente a principios de 2018 y, como era de esperar, corrió como la pólvora y suscitó el debate sobre la seguridad de los mismos y las medidas que se debían adoptar al respecto. No está de más recordar que estamos en los albores de esta tecnología, en auténtica fase Beta de su desarrollo, y como en todos los avances anteriores, no está exenta de riesgos. Pasados los meses, los coches autónomos siguen siendo una aspiración de usuarios y fabricantes y ante las dudas suscitadas, vamos a ver en qué punto se encuentran a la hora de escribir este artículo.

Frenazo a las pruebas de coches autónomos, pero no detención total

Ante la alarma social generada por el fatal accidente, autoridades y fabricantes se plantearon qué hacer a continuación. Por ejemplo, el gobernador de Arizona frenó rápidamente el programa de autos sin conductor de Uber en ese estado. Doug Ducey, envió una carta al director ejecutivo de Uber, Dara Khosrowshahi, diciendo que había ordenado a los funcionarios del departamento de transporte que suspendieran la capacidad de Uber para probar o manejar vehículos que circulan por sí mismos en las vías públicas, después de ver el vídeo del accidente que calificó de “inquietante”. En todo caso, Uber puso fin temporalmente a su programa de auto conducción en los EE. UU. Después del accidente del 18 de marzo en el que resultó muerto un peatón.

“Proactivamente suspendimos las operaciones de autoconducción en todas las ciudades inmediatamente después del trágico incidente de la semana pasada”, dijo un portavoz de Uber a la AFP.

Uber suspendió inmediatamente todas las pruebas de carretera de dichos autos en el área de Phoenix, Pittsburgh, San Francisco y Toronto. La compañía de viaje compartido ha estado probando vehículos de conducción automática durante meses, ya que compite con otras compañías de tecnología y fabricantes de automóviles como Ford y General Motors.

Al mismo tiempo, Toyota anunció que suspendía temporalmente las pruebas de sus autos sin conductor para que el personal pueda “procesar emocionalmente” lo ocurrido. “No podemos especular sobre la causa del incidente o lo que puede significar para la industria de conducción automática en el futuro”, dijo Toyota en un comunicado emitido a través de la empresa estadounidense que realiza su investigación autónoma de vehículos TRI. Aún así, Toyota dijo que continuaría sus pruebas de autos semiautónomos en circuitos cerrados. Pero todas las pruebas de autos autónomos en las vías públicas, que anteriormente se realizaban en Japón y en los estados de California y Michigan, quedaron en espera.

Por contra, el fabricante de automóviles alemán BMW  expresó su simpatía por el incidente, pero dijo que no afectaría su proyecto de auto conducción. De la misma manera, el jefe de planificación de Nissan dijo que el fabricante de automóviles japonés no planea cambiar sus pruebas de carretera para vehículos autónomos después del reciente accidente fatal de un vehículo autónomo de Uber.

Por su parte, Honda Motor Co. no quiso hacer comentarios sobre el accidente, pero dijo que no estaba cambiando su trabajo sobre el desarrollo de la tecnología de conducción autónoma. La tecnología de conducción autónoma de Honda basada en Tokio difiere de la utilizada por Uber.

Coches Autónomos, pero con conductor

Philippe Klein, el jefe de planificación de Nissan, dijo que el fabricante de automóviles se está asegurando de que sus pruebas sean seguras. Dijo que los conductores especialmente entrenados mantienen las manos en el volante de esos vehículos, preparados para “tomar el control del automóvil” para garantizar la “máxima seguridad posible” en sus pruebas. Recordemos que Tesla confirmó que su característica de “piloto automático” se empleó durante un choque fatal la semana pasada, un desarrollo que exacerbará las preocupaciones sobre la seguridad de los vehículos futuristas.

El piloto automático todavía está lejos de ser un sistema de conducción completamente autónomo, que no requeriría ninguna participación de un ser humano.

En realidad, el piloto automático se considera parte del segundo de los cinco niveles de conducción autónoma, y el quinto es completamente autónomo, algo que alguna vez apareció en las caricaturas futuristas, pero que se ha acercado a la realidad.

La autonomía parcial o total plantea la cuestión de quién tiene la culpa en el caso de un accidente que involucre un automóvil sin conductor. En los automóviles convencionales (impulsados por personas), la respuesta es simple: el conductor es responsable porque tiene el control. Cuando se trata de vehículos autónomos, no es tan claro.

Para los vehículos parcialmente autónomos, que aún implican el control humano, la asignación de responsabilidad depende de qué acción condujo a la colisión y si se basó en las decisiones del conductor o del vehículo.

Para vehículos totalmente autónomos, la culpa puede ser asignada a, o compartida por, una de las muchas partes, incluido el fabricante, el centro de servicio y el propietario del vehículo.

El CEO de Waymo, la filial de Google encargada de desarrollar automóviles sin conductor, dijo que la muerte de un peatón en un accidente que involucraba un automóvil autónomo no habría ocurrido con la tecnología de su compañía. Agregó que los vehículos de Waymo habían recorrido más de ocho millones de kilómetros (4.9 millones de millas) en rutas frecuentadas por peatones desde 2009 sin verse envueltos en un accidente fatal .

De hecho, Waymo no solo no suspendió sus pruebas, sino que anunció un acuerdo con Jaguar para la compra de 20.000 vehículos. El acuerdo con Jaguar ampliará una flota de autos sin conductor que Waymo ha estado construyendo gradualmente en asociación con Fiat Chrysler desde 2015. Waymo inicialmente equipó unas 600 minivans Pacifica con su tecnología de conducción automática antes de negociar para comprar “miles” más de vehículos.

Las minivans formarán parte de un servicio de transporte que Waymo planea lanzar en Phoenix a finales de este año. Si todo va bien, Waymo espera expandir el servicio a otros estados. Jaguar entregará sus vehículos para el viaje de Waymo, de 2020 a 2022. Los 20,000 modelos “I-Pace” proporcionarán hasta 1 millón de viajes por día, según Waymo.

Los coches autónomos serán más seguros

Jim Lentz, CEO norteamericano de Toyota, tras anunciar que continuarán sus pruebas lo antes posible, aseguró que según el Departamento de Transporte federal, más de 37,000 personas murieron en las carreteras estadounidenses en 2016, el año más reciente disponible.

Si la mayoría de ellos son de alguna manera el resultado de un error humano, entonces los autos autónomos podrían eliminar la gran mayoría de los accidentes. Pero el número nunca bajará a cero, concluyó.

Para Mike Wilson, en The Conversation, se están planteando preguntas que quizá llegan tarde sobre si las personas y los lugares estarán listos cuando esta nueva tecnología pase de una prueba beta a una implementación a toda velocidad.

Este planificador urbano que han analizado cómo la tecnología afecta a las ciudades, cree que los vehículos sin conductor cambiarán todo lo que se mueve y también el paisaje estacionario. Según él, hasta ahora, el público y los gobiernos en todos los niveles han prestado muy poca atención a cómo el hecho de permitir que estas máquinas se conduzcan a sí mismas transformará las comunidades urbanas, rurales y suburbanas.

Wilson cree que este cambio requiere que todos, desde los fabricantes de automóviles hasta los consumidores, las aseguradoras, los planificadores y los funcionarios de todos los niveles del gobierno trabajen juntos. Ser proactivos en la orientación de este cambio tecnológico es esencial, en lugar de esperar hasta que suceda o dejarlo en el último minuto, ahora es el momento de la educación, la discusión y la planificación.