Suscríbete al newsletter The NewNow

Y te mantendremos al tanto de los últimos artículos y noticias

Los campos marcados con * son obligatorios

10 tendencias tecnológicas que marcarán 2020

¿Qué tecnologías serán más determinantes en 2020? ¿Qué tendencias veremos en sus usos? ¿Cómo podemos anticiparnos a la llegada de nuevas herramientas que afectarán a nuestros negocios y vida diaria? Un año más, en The New Now nos atrevemos a hacer nuestras predicciones sobre cuáles serán las 10 tendencias tecnológicas en los próximos meses.

1. Computación Cuántica y superordenadores

red cuántica

Aunque la carrera comercial por los ordenadores personales parece cosa del pasado y hace tiempo que las keynotes de los fabricantes o desarrolladores se centran más en otros dispositivos como smartphones o asistentes de voz, en el mundo de la investigación los avances en velocidad y capacidad de proceso siguen produciéndose y prometen ser determinantes en los próximos años, empezando por este. El pasado 23 de octubre de 2019, Google anunció que había logrado la supremacía cuántica al realizar en 3 minutos y 20 segundos un cálculo que las mayores supercomputadoras del mundo no podrían completar en menos de 10.000 años. Su avance fue publicado en la revista Nature   y fue contestado por IBM rápidamente en su blog .  Se haya logrado o no esa “supremacía cuántica” descrita por John Preskill en 2012, lo que sí es cierto es que ambas compañías realizan avances con sus procesadores cuánticos de 53 qubits y que, como informa The New York Times, capitalistas de riesgo han invertido más de 450 millones de dólares en nuevas empresas que exploran esa tecnología.

2. Digital Workspace

Nuevos Perfiles Laborales Digital Workspace

A los cambios en el modelo empresarial en los que la deslocalización y el trabajo colaborativo ganan terreno al presentismo laboral en una misma oficina, se une un nuevo factor que se ha convertido en prioritario para la sociedad: el medio ambiente. Hemos asistido en los últimos meses al establecimiento del concepto Emergencia Climática para definir lo que para muchos debe ser la prioridad de cualquier organización: la sostenibilidad del planeta y la reducción de la huella de carbono. Para ambos objetivos, el teletrabajo se revela como una herramienta con la que pocos contaban. Evitar los desplazamientos innecesarios, desde las reuniones en avión a otras ciudades hasta los millones de traslados diarios de los trabajadores a sus mesas en las oficinas puede ser una de las mayores  reducciones de emisiones que tengamos a nuestro alcance de forma inmediata. Sin contar con el coste de climatización de esas enormes sedes en las que la eficiencia no siempre está garantizada. Si añadimos el factor de búsqueda de la conciliación familiar, con horarios más flexibles y el management basado en objetivos, no en horarios, veremos como los espacios de trabajo digitales, en la nube o virtuales serán una clara apuesta en los próximos meses.

3. Reconocimiento Facial

Reconocimiento facial contra vídeos Deep Fake

Entre las tecnologías que parecían ciencia ficción hasta hace poco y que se han colado en nuestras vidas durante 2019, nos encontramos con el reconocimiento facial asociado a la Inteligencia Artificial. Durante 2020 se hablará mucho de ello, porque podremos usarla para pagar el autobús en algunas ciudades como Madrid o serán objeto de análisis político por cómo las autoridades chinas la están empleando en el control de la población. En sus primeros usos, dependerá de cómo lo perciba el usuario final, si lo considera útil y con el mismo nivel de seguridad que el pago por NFC o la autenticación por huella dactilar y en lo relativo a nuestro entorno, deberá ser regulado conforme al marco legal, empezando por el GDPR.

4. Drones

ciudades construidas por drones y robots

En 2019 vimos las primeras pruebas de entregas de paquetería utilizando drones y, de forma más discreta, quedan pocos eventos públicos multitudinarios en los que no seamos observados nosotros desde el aire por drones de las fuerzas de seguridad o de medios informativos. Empezaron siendo el juguete más deseado hace pocas navidades y hoy, con un uso privado más controlado por las nuevas normativas, serán una de las principales herramientas de trabajo de muchas industrias. Desde recorrer tendidos eléctricos o vías de comunicación para comprobar su estado de mantenimiento, a trazar mapas de instalaciones a restaurar, o como ayuda a la construcción de rascacielos y por supuesto, medio de transporte en los de mayor tamaño basados en los mismos principios. Su versatilidad y facilidad de uso harán que en breve, sean miles y después millones los dispositivos voladores los que puedan ser manejados de forma remota gracias al despliegue de la red 5G.

5. Impresión 3D

Impresión 3D como alternativa al stock de repuestosl

Después de unos primeros años en los que la impresión 3D se limitaba a los laboratorios, el colectivo maker y usos recreativos, las impresoras llegan a la industria 4.0 con un cambio de paradigma en el que las piezas, repuestos o consumibles se fabrican bajo demanda y con ello se reduce la necesidad de stock. Si ese cambio radical en la estructura de costes y producción no fuera suficiente, las posibilidades de personalización de esa fabricación, representa una vez más, una gran oportunidad de negocio para quienes ya están sabiendo aplicar esas posibilidades, incluyendo todo tipo de materiales biológios y hasta los alimentos del futuro.

6. Salud y bienestar

weareables para monitorizar la salud

Las tecnologías aplicadas a control de la salud y mejora del bienestar seguirán ganando importancia, ante el paulatino e imparable aumento de la esperanza de vida y el perfeccionamiento de otras tecnologías complementarias como la miniaturización de los weareables. Desde los gadgets de consumo como pulseras deportivas, relojes o smartphones que incluyan aplicaciones de monitorización, hasta dispositivos más profesionales que permiten la interacción de los médicos con los pacientes y hasta operaciones quirúgicas en remoto o realizadas por robots. Todo ello lo hemos visto convertido en realidad en los últimos meses y lo veremos cada vez más extendido, facilitado por servicios de salud públicos y privados.

7. Realidad Aumentada y Gaming

objetos virtuales realidad aumentada

Integramos en un mismo punto ambas tendencias porque ambas se verán fuertemente impulsadas por la llegada del 5G. Si en los últimos años los juegos electrónicos y en red no han parado de ganar popularidad y adeptos, convirtiendo a los eSports en deportes de audiencia masiva para las nuevas generaciones, la Augmented Reality padecía cierto estancamiento por culpa de las limitaciones tecnológicas que dependían de la velocidad de proceso de los dispositivos utilizados, como gafas o máscaras basadas en un smartphone. De nuevo, las características de la red 5G que permite una latencia nunca antes conseguida y la posibilidad de que el dispositivo carezca de procesador o una pesada batería, facilitarán la explosión de esta tecnología. La latencia de entre 1 y 10 milisegundos evita el desfase en la percepción de la visión humana que provoca en algunas personas mareos o visión interrumpida. Por otro lado, su capacidad de transmisión de datos y velocidad hará que el proceso de esas imágenes se haga en remoto, en la nube, por lo que los dispositivos, que podrán ser desde una ventana a un smartphone, serán ubicuos, consumirán mucha menos energía y pesarán menos. Características que compartirán con una nueva generación de “consolas” para videojuegos.

8. Tecnología As A Service

Nuevos Modelos de Negocio en la Industria 4.0

Una de las claves de la tecnología de los próximos años es que será invisible en muchos casos para el usuario final y que, aunque sea determinante en el consumo de muchos productos, seguirá la tendencia general de los modelos de negocio conocidos como “X as a Service”, en este caso, “Tecnología Como Servicio”. El concepto, acuñado por Stephen Vargo y Robert Lusch en su obra The Service dominant Logic of Marketing (2006) está siendo aplicado por todo tipo de industrias para transformar el paradigma de la pertenencia en el pago por uso, y de la sustitución de los modelos basados en objetos para centrarse en la utilidad, el uso o el fin para lo que sirven. Esta mentalidad implica además aplicar la filosofía de cocreación entre partes, una de las cuales, según los autores, siempre serán los propios usuarios.

9. Ciberseguridad

ransomware y otros ciberataques

Las tecnologías cada vez más conectadas, con servicios en la nube a veces, como vimos, invisibles, requieren un refuerzo de las medidas de seguridad tanto activas como pasivas.  El aumento de elementos conectados es paralelo al de amenazas de intrusión o violación de la privacidad. También serán necesarias herramientas y aplicaciones de seguridad que coordinen vehículos autónomos o drones. Todo ello representa una oportunidad de negocio para los desarrolladores y una obligación para organismos públicos y privados que deberán contar con profesionales altamente cualificados.

10. Red y Dispositivos 5G

Revolución 5G

Hemos dejado para el final la principal  de las tendencias tecnológicas que veremos en 2020 porque será determinante para todas ellas. Gracias a las comunicaciones 5G aumentará el número de dispositivos conectados por metro cuadrado, haciendo posible definitivamente IoT o la Industria 4.0 o la Realidad Aumentada. Y si en 2019 vimos el despliegue de esta red en las 6 principales capitales españolas de la mano de Vodafone, es ahora cuando el uso y la cocreación entre todos los implicados, más el feedback de los propios usuarios, dará paso a cada vez más y mejores aplicaciones. De momento, ya están siendo desarrollados 32 proyectos promovidos por Vodafone y la Junta de Andalucía que verán sus frutos en los próximos meses.