Suscríbete al newsletter The NewNow

Y te mantendremos al tanto de los últimos artículos y noticias

Los campos marcados con * son obligatorios

Aprender mandarín con Inteligencia Artificial y gamificación

IBM Research y Rensselaer Polytechnic Institute (RPI) están colaborando en un nuevo enfoque para ayudar a los estudiantes a aprender mandarín. La estrategia combina un asistente con inteligencia artificial con un entorno de aula inmersivo que no se ha utilizado anteriormente para la instrucción de idiomas. El aula, llamada Sala de inmersión cognitiva (CIR), hace que los estudiantes se sientan como si estuvieran en un restaurante en China, en un jardín o en una clase de Tai Chi, donde pueden practicar el hablar mandarín con un agente de chat de AI. El CIR fue desarrollado por el Laboratorio de Sistemas Cognitivos e Inmersivos (CISL), una colaboración de investigación entre IBM Research y RPI.

Al aprender un nuevo idioma, especialmente uno tan difícil como el mandarín, es importante que los estudiantes tengan muchas oportunidades para hablar y practicar sus habilidades de conversación. La adquisición de un nuevo idioma de forma natural, a través de la inmersión cultural, puede ser más eficaz que las prácticas no inmersivas. Sin embargo, el aprendizaje experiencial no está disponible para la mayoría de los nuevos aprendices de mandarín.

Un entorno de aula de gamificación inmersivo

El CIR reúne varias tecnologías de vanguardia, como voz a texto, comprensión del lenguaje natural y visión por computadora para permitir la inmersión y el diálogo natural multimodal. La sala incluye un sistema de pantalla panorámica de 360 grados, un sistema de audio, varias cámaras, múltiples dispositivos Kinect y múltiples micrófonos, así como sistemas informáticos para soportar las tecnologías de inteligencia artificial , algunas ubicadas en la sala y otras en la nube.

“Nuestro objetivo es combinar tecnologías cognitivas e inmersivas con elementos de juego para permitir a los estudiantes experimentar un entorno cultural, practicar tareas diarias y obtener ayuda de agentes inteligentes” explica el Blog de IBM. “Con el Proyecto Mandarin , usamos IBM Watson dentro del CIR como un agente conversacional para involucrar a los estudiantes mientras aprenden el idioma. Nuestro enfoque incluye el reconocimiento de voz IBM Watson y las tecnologías de comprensión del lenguaje natural para inglés y chino.”

Uno de los mayores obstáculos para aprender un idioma extranjero a través de la inmersión es el temor de los estudiantes a ser juzgados por hablantes nativos.

Sin embargo, en el CIR, los estudiantes pueden trabajar con compañeros de conversación virtual para practicar vocabulario y pronunciación sin las presiones de un entorno del mundo real.
Muchos investigadores de aprendizaje de idiomas están trabajando con realidad virtual o aumentada, pero en IBM están investigando entornos de juego inmersivos y de escala humana donde los estudiantes pueden caminar físicamente sin tener que usar equipo especializado. Esto refleja una tendencia más amplia en la interacción persona-computadora, ya que nuestro compromiso con la información en nuestra vida cotidiana se vuelve cada vez más envolvente y nuestras interacciones con las máquinas inteligentes cambian hacia la asociación.

La investigación detrás, y más allá, del aula

Como parte de la red IBM AI Horizons , CISL crea y utiliza tecnologías tales como sistemas sensibles al contexto, análisis de contorno de tono, cambio de idioma entre chino e inglés en una conversación en lenguaje natural entre personas y agentes de AI, interacción multimodal multiusuario, Razonamiento y planificación en el proceso de toma de decisiones y cuentacuentos multimodales con generación automática de narrativa, visualización y sonificación.

El CIR es uno de los cuatro casos de uso en CISL. El laboratorio también está trabajando para aumentar la inteligencia de grupo para la toma de decisiones críticas en entornos reales como salas de juntas. En el futuro, estos nuevos sistemas cognitivos e inmersivos podrían cambiar fundamentalmente la forma en que las personas viven y trabajan. Los primeros prototipos del CIR también han brindado oportunidades para la investigación de la interacción con el usuario, lo que nos permite encontrar y abordar nuevos desafíos en el aprendizaje de idiomas.

Fuente: IBM

Aprender chino con iOS gracias a Microsoft

La aplicación Microsoft Learn Chinese también invita a aprender el idioma con la ayuda de un asistente de AI. La lista de características incluye reconocimiento de voz para la retroalimentación instantánea de un sistema de calificación; material del curso diseñado por profesores profesionales y una interfaz de conversación impulsada por la tecnología AI.

La técnica involucra frases y oraciones en escenarios cotidianos. Aprendes vocabulario esencial y estructuras gramaticales. Un sistema de calificación avanzado puede ayudar a mejorar su pronunciación.

La aplicación apunta a resolver un problema que es familiar para cualquier estudiante de idiomas que haya pasado incontables horas en clases atestadas escuchando a maestros, viendo videos de aprendizaje de idiomas en su casa o hojeando pilas de flashcards para dominar vocabulario y gramática, solo para sentirse muy mal preparado para conversaciones reales con hablantes nativos.
“Crees que sabes chino, pero si conoces a un chino y quieres hablar chino, no hay forma de hacerlo si no lo has practicado”, explicó Yan Xia, líder principal en desarrollo de Microsoft Research Asia en Beijing. “Nuestra aplicación aborda este problema al aprovechar nuestra tecnología de procesamiento de voz y lenguaje natural”.

Microsoft Learn Chinese app
Crédito: Microsoft

Cuando las personas usan la aplicación, obtienen comentarios en forma de puntajes, junto con palabras resaltadas que necesitan mejoras y enlaces a audio de muestra para escuchar la pronunciación correcta.

Fuente: Microsoft.