Suscríbete al newsletter The NewNow

Y te mantendremos al tanto de los últimos artículos y noticias

Los campos marcados con * son obligatorios

Diez claves tecnológicas para 2019

Nos acercamos al final de la segunda década del siglo XXI y en este inicio de 2019 vamos a repasar las noticias que hemos visto en los últimos meses, para tratar de entender los cambios que veremos en el futuro cercano y cómo podemos prepararnos. Más allá de los tópicos sobre IoT, Smart City o la Inteligencia Artificial, queremos entender qué sectores y qué tecnologías asistirán a los cambios más profundos. Y en cuáles debemos poner nuestra atención preferente. Estas son las 10 claves tecnológicas a tener en cuenta:

1. Tecnología 5G y redes NB-IoT

5G

La Transformación Digital depende en mayor medida de la red sobre la que suceden los procesos. Si internet móvil fue el origen, el próximo despliegue de la red 5G supondrá un salto cualitativo comparable a la primera vez que nos conectamos a internet. Conectividad en casi cualquier parte, soportando millones de dispositivos a la vez y con una mejora en la latencia que permitirá, por ejemplo, operaciones quirúrgicas en tiempo real sin retraso entre la orden dada por el cirujano a miles de kilómetros de distancia. Ya se han realizado las primeras pruebas reales de funcionamiento y hemos visto demostraciones completamente operativas en el pasado IoT Solutions World Congress y, mientras se realizan las primeras pruebas, se despliega la red Narrow Band (NB-IoT) para que aplicaciones como la Industria 4.0 no frenen su desarrollo.

 

2. Aplicaciones tecnológicas para la Salud

weareables para monitorizar la salud

Además de las posibilidades de monitorización y atención remota que permitirán las nuevas redes 5G y el uso de weareables de todo tipo, tecnologías emergentes como la Realidad Virtual o la Inteligencia Artificial se presentan como herramientas al servicio de la medicina que prometen mejorar la calidad de vida y asistencial de los pacientes. Desde predecir ataques cardíacos a supervisar y modificar tratamientos, a las posibilidades de investigar en profundidad las enfermedades gracias al Big Data recogido por todos esos sensores recabando más información de la que jamás un ensayo clínico podría igualar. Herramientas de visualización en 3D o realidad aumentada, permiten a los médicos aprender, practicar o explicar a los pacientes las patologías o intervenciones a realizar. Esta revolución en la atención sanitaria también supone un reto para los profesionales de la salud, que tendrán que aprender a colaborar con robots y confiar en la Inteligencia Artificial combinada con la aún imprescindible apreciación humana.

 

3. Banca y servicios financieros digitalizados

Blockchain en sector banca y seguros

Los usuarios se han familiarizado en estos años con servicios de banca online y apps de pago y el sector financiero se transforma cada vez más con la aparición de nuevos players conocidos como Fintech, que son las empresas tecnológicas que operan en los mercados financieros, en ocasiones de forma muy disruptiva. En 2019 seguiremos oyendo hablar con fuerza de Blockchain, más allá de su uso para criptomonedas y veremos como la posibilidad de firmar “Smart Contracts” cambia nuestra forma de comprar y vender en otros sectores. empezando por los pagos móviles tipo wallet que cada vez ganan más terreno a operadores tradicionales como Visa o Eurocard o Amex, mientras los bancos con oficinas físicas se transforman también en experiencias tecnológicas incluso atendidas por robots. Es posible que veamos nuevas monedas y fuentes de ingresos, con los datos convertidos en valores, incluyendo nuestro genoma.

 

4. De la Deep Web a Internet Cuántica

No todo en la deep web es malo

Con un mundo hiperconectado y redes de potencia hasta ahora sólo soñadas, el propio concepto de internet sufrirá una nueva transformación. En los próximos meses veremos cómo se avanza en la forma en la que nos comunicamos con los dispositivos, por ejemplo ganando cada vez más fuerza las relaciones por voz con las máquinas, a la vez que nos encontramos con conceptos más humanizados como la Computación Afectiva, basados en el aprendizaje automático. Todo lo que está por venir, tiene como elemento común la nube y eso obliga a los desarrolladores a pensar en cuestiones de seguridad más complejas, hasta el punto de crear una internet cuántica a prueba de hackers. Aunque, en este sentido, de la actividad más opaca en internet conocida como Web Profunda, podemos extraer enseñanzas herramientas muy útiles para fines más transparentes.

 

5. Digital Workplace y transformación del trabajo

Digital Workplace

Más allá de la temida sustitución de nuestros empleos por los robots, la realidad es que la tecnología nos obliga a replantear nuestra visión del trabajo y lo que veremos en los próximos meses tiene más de positivo que de negativo. Las mejoras de red y la conectividad IoT están posibilitando la deslocalización geográfica del centro de trabajo, en lo que conocemos como Digital Work Space. También llamado Digital Workplace, estas oficinas virtuales que pueden ser centros de coworking, nuestra casa o el campo, permiten mejorar la calidad de vida de los trabajadores, facilitan la conciliación o son más sostenibles evitando la huella de carbono con millones de desplazamientos. Por no hablar de las horas perdidas en ellos. Además, herramientas como la Inteligencia Artificial serán capces de reinventar los roles y las responsabilidades de cada uno.

 

6. Retail conectado e inteligente

VR y Coches Autónomos en Retail

El comercio tradicional o físico, lo mismo el Retail que la Restauración, no solo no van a verse en peligro por causas tecnológicas sino que verán cómo su rol es cada vez más importante. El eCommerce tiene como principal aliada la red de distribución de puntos físicos, siendo el Click & Collect la fórmula elegida por un tercio de los compradores on line. Todas las innovaciones tecnológicas que surgen en los demás sectores encuentran rápida aplicación en el retail, ayudando a mejorar las experiencias de uso, facilitando las reservas, adivinando las necesidades de los clientes con Data Analytics y sobre todo, ayudando a conocer los usos, gustos y demandas de los consumidores.

 

7. Matemáticas para el Big Data y la Inteligencia Artificial

Big Data y Matemáticas

Quienes hayan estudiado matemáticas estarán de suerte en los próximos años pues, en el imperio del algoritmo, se han vuelto imprescindibles. El tráfico autónomo, por ejemplo, depende de modelos similares a los flujos de fluido. La programación de dispositivos con Inteligencia Artificial, también se basan en la capacidad de cálculo con la que por ejemplo prevenir catástrofes. Y hasta el gobierno del futuro y las relaciones entre administradores y ciudadanos (en lo que conocemos como Open Government), dependen del concurso de especialistas en la materia.

 

8. Nuevos dispositivos y materiales

componentes inteligentes

En el terreno de la tecnología que podemos tocar y utilizar a diario también se están produciendo avances que aprovecharán al máximo las capacidades de las nuevas redes, la conectividad M2M y los algoritmos. 2019 será el año en el que millones de usuarios cuenten con un asistente de voz en sus hogares como un electrodoméstico más y eso dará lugar a tecnologías que permitan funciones, como la capacidad de compra online, mediante comandos de voz. Los smartphones seguirán siendo el dispositivo más usado y las nuevas patentes que vimos este año prometen ser cada vez más accesibles, con pantallas flexibles o dobles, capacidad de escritura a una sola mano o recarga a través del wifi. Una recarga que podrá proceder de fuentes de energía cada vez más limpias y en baterías de mayor capacidad. En cuanto a los componentes industriales, los gadgets o maquinas conectadas IoT serán capaces de autochequearse para detectar fallos de funcionamiento, y los materiales se volverán inteligentes con capacidad de cambiar de forma o conducir la electricidad aunque sean papeles o pieles sintéticas.

 

9. Adaptación a GDPR

Desarrollando el GDPR

Antes de terminar esta lista de claves tecnológicas para 2019, recordamos la asignatura pendiente de muchas empresas al fin de 2018, seis meses después de la entrada en vigor del nuevo Reglamento General de Protección de Datos. Aunque el plazo acabara el 25 de mayo, miles de compañías aún no se han adaptado a la nueva legislación, y otras lo han hecho de forma improvisada. Dado que la digitalización de la economía y la administración es una realidad imparable, y que en esa digitalización se recogen datos en tiempo real y de forma constante, estamos hablando de un problema de gran envergadura para todos aquellos que no lo hayan hecho. Si aún no ha adaptado sus comunicaciones, no solo su web, a este reglamento, le recordamos dos artículos que publicamos para ayudarle en el proceso:

 

10. Innovación, Innovación, Innovación

Las fases de la innovación al mercado

Si queremos elegir una palabra para definir lo que nos espera en 2019 es Innovación. La tecnología avanza, probablemente por primera vez en la historia, mucho más rápido que el resto de la sociedad. Disponemos de las herramientas y los materiales, y sólo queda conectar nuestras mentes y nuestros equipos humanos al chip de la Innovación. Desde las escuelas infantiles en las que los robots asisten a los profesores, a las universidades que emplean VR en sus clases. La Industria 4.0 representa el mayor reto y la mejor oportunidad desde la Revolución Industrial y las Empresas y Administraciones Públicas lo han entendido así, según el último Estudio de Digitalización realizado por el Observatorio Vodafone. Ahora que la tecnología puede resolver casi cualquier problema productivo, es hora de llevar la Cultura de la Innovación a las organizaciones.