Suscríbete al newsletter The NewNow

Y te mantendremos al tanto de los últimos artículos y noticias

Los campos marcados con * son obligatorios

Paredes virtuales para la privacidad digital

Los usuarios de Wi-Fi podrían aumentar la potencia de la señal y aumentar la seguridad en oficinas y hogares con esta nueva tecnología: las paredes virtuales que mejoran la seguridad y el rendimiento inalámbrico
La investigación, de un equipo de Dartmouth College, se basa en la impresión 3-D para producir un reflector personalizado y económico que dirige las señales inalámbricas hacia donde más los necesitan los usuarios. Este sistema, podría haber resuelto el problema de cómo mejorar la potencia de la señal inalámbrica para espacios interiores con varias habitaciones, al mismo tiempo que fortalece la seguridad inalámbrica.

Cobertura de la señal personalizada

La personalización de la cobertura de las redes inalámbricas dentro de los edificios es fundamental para que los usuarios mejoren la recepción de la señal en las áreas deseadas y debilite las señales en los demás. Al dar forma a las señales, los usuarios pueden aumentar la eficiencia inalámbrica al disminuir el impacto de la amortiguación de la señal de los materiales de construcción y los diseños interiores.

También puede hacer que sea menos vulnerable frente a los ataques, al agregar a las medidas de seguridad existentes, el cifrado a través de señales inalámbricas confinadas físicamente a espacios limitados.

Esto, además, conduce a la reducción de la interferencia

Lograr el objetivo de un rendimiento inalámbrico mejorado es especialmente desafiante en interiores debido a las interacciones complejas de las señales de radio con el medio ambiente. Los enfoques existentes para optimizar las señales inalámbricas dependen de antenas direccionales para concentrar las señales, pero este equipo es difícil de configurar o se ve afectado por un alto costo.

Seguridad sólida, bajo costo y facilidad de uso

A través de los experimentos presentados en el documento de investigación, el equipo mejora los estudios previos que colocaron una lata de refresco de aluminio detrás de un punto de acceso Wi-Fi para fortalecer la señal en una dirección. La investigación actual generaliza esta idea presentando un enfoque sistemático para optimizar las formas de los reflectores para permitir un conjunto más desarrollado de distribuciones de señal.

Después de evaluar los diseños interiores y las áreas objetivo para fortalecer o debilitar la potencia de la señal, el equipo de investigación de Dartmouth colocó un reflector de señal “computacionalmente optimizado” alrededor de un enrutador inalámbrico. El reflector, compuesto solo de plástico y una capa delgada de metal, redirige las señales inalámbricas a las áreas de cobertura deseadas.
Después de probar el enfoque en dos interiores diferentes para la fuerza y ​​velocidad de la señal, los investigadores informaron que los reflectores 3-D optimizados ofrecen numerosos beneficios que incluyen: seguridad física sólida, bajo costo y facilidad de uso para usuarios no expertos. Los investigadores probaron el reflector con una variedad de puntos de acceso Wi-Fi listos para usar, incluidos los que utilizan el último protocolo Wi-Fi 802.11ac.

Con una simple inversión de aproximadamente 35 dólares y especificando los requisitos de cobertura, un reflector inalámbrico se puede personalizar para superar las antenas que cuestan miles de dólares, dijo Zhou.

Para crear la tecnología, la investigación diseñó un algoritmo que optimiza la forma 3-D de un reflector para alcanzar la cobertura inalámbrica. El equipo también desarrolló un enfoque para simular cómo las señales de radio se propagan e interactúan con los objetos en su entorno.
Con información sobre un espacio interior específico, ubicaciones de puntos de acceso inalámbrico y el área objetivo deseada, el sistema calcula una forma de reflector optimizada en solo 23 minutos. Los investigadores encontraron que los reflectores pueden disminuir la resistencia hasta en 10 dB donde no se desea la señal y aumentar la resistencia en 6 dB donde se desee. El reflector también es relativamente fácil de colocar.
Debido a que el diseño actual está limitado por su forma estática, el equipo de investigación ahora estudiará reflectores hechos de diferentes materiales para que el dispositivo pueda adaptar automáticamente su forma cuando el diseño interior cambie. El equipo también examinará las bandas de frecuencia más altas, como las ondas milimétricas y la luz visible.

Fuente: Dartmouth College