Suscríbete al newsletter The NewNow

Y te mantendremos al tanto de los últimos artículos y noticias

Los campos marcados con * son obligatorios

Cómo cambiará la forma de viajar el coche autónomo

A medida que Google, Uber o Tesla avanzan en sus propuestas de coches autónomos, surgen incógnitas y preguntas sobre cómo afectará a nuestra forma de entender los viajes por carretera. Para intentar avanzarlo, es necesario entender que la revolución de los coches sin conductor no llega sola, sino que se desarrolla en paralelo con la práctica de compartir vehículo y el uso de la energía eléctrica como combustible. Es lo que la Universidad California Davis define como Triple Revolución del Transporte.

En comparación con un caso de negocio habitual en 2050, un sistema de transporte compartido, eléctrico y sin conductor podría:

  • Reducir la cantidad de vehículos y las emisiones de dióxido de carbono en un 50 por ciento o más en todo el mundo.
  • Reducir el uso de energía global del transporte urbano de pasajeros en más del 70 por ciento.
  • Reducir los costos de vehículos, infraestructura y operaciones del sistema de transporte en más del 40 por ciento.

Sólo la automatización electrificada, sin compartir ampliamente el vehículo, podría ahorrar energía y emisiones significativas, principalmente después de 2030, pero solo si la producción de electricidad del mundo se descarboniza para el año 2050. El estudio completo está disponible en UC Davis.

©UCDavis/ITDP

Dudas sobre los efectos secundarios de los vehículos autónomos compartidos

Es cierto que los vehículos compartidos autónomos tienen el potencial de hacer que el viaje por carretera sea más rápido, más fácil y más limpio. Sin embargo, hay razones para sospechar que en realidad podrían generar un tráfico más intenso, aire más sucio y más emisiones de gases de efecto invernadero. El transporte representa el 27 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero de los EE. UU., Por lo que las apuestas ambientales son altas.

Ahora es el momento de garantizar que estos vehículos autónomos compartidos contribuyan a un futuro de transporte sostenible.

Ante las evidentes ventajas del sistema, que ya se están demostrando, no sería sorprendente que los vehículos autónomos fomenten que las personas hagan viajes más largos y más numerosos.

El aumento de viajes a largo plazo podría ser grave si los pasajeros toleran viajes más largos y optan por vivir en lugares distantes con viviendas más baratas. Las millas adicionales requieren más uso de energía y emisiones asociadas. Además, después de que un vehículo autónomo deja a un pasajero, el operador de la flota podría reposicionarlo en un lugar donde surjan más pasajeros nuevos, o donde haya escasez de automóviles disponibles. Estas millas conducidas sin pasajeros se denominan “deadheading”, y un estudio reciente que simuló la operación compartida de vehículos autónomos concluyó que podría agregar un 10 por ciento más de millas de viaje.

Aún así, los beneficios de este tipo de autos son numerosos, y las compañías probablemente adoptarán autos eléctricos más rápido de lo que lo harán los propietarios individuales. Los vehículos compartidos acumulan un mayor kilometraje, lo que amplifica los ahorros en el costo del combustible al usar electricidad en lugar de gasolina.

Además, los vehículos eléctricos podrían facilitar la captación de energía eólica y solar mediante la carga en momentos de abundante suministro de electricidad renovable y baja demanda de electricidad, o al proporcionar almacenamiento de batería de vehículo a red.

Los vehículos autónomos también logran una economía de combustible superior al acelerar y frenar de manera más eficiente que los conductores humanos, y los automóviles sin conductor pueden usar sensores y comunicarse con vehículos cercanos para viajar a altas velocidades incluso en tráfico denso. Cada minuto que no se gaste en el tráfico o esperando en una luz roja significa un consumo de energía y emisiones evitadas.

Fuente: MyStatesman.

Mejoras en la seguridad que se pueden incorporar ya los vehículos actuales

Gran parte de las aplicaciones y dispositivos de seguridad que serán habituales en los vehículos autónomos están ya disponibles para los coches actuales con conductor. Por ejemplo:

ADVERTENCIA DE COLISIÓN DELANTERA: si se acerca detrás de un vehículo más lento o detenido y no muestra signos de frenado, el sistema de advertencia de colisión frontal lo alertará de que un impacto es inminente.

FRENADO DE EMERGENCIA AUTOMÁTICA: Este sistema se convertirá en una característica estándar en casi todos los automóviles y furgonetas para 2022, gracias a un acuerdo entre la mayoría de los fabricantes de automóviles y NHTSA. Si el vehículo detecta una colisión inminente, el sistema aplicará automáticamente los frenos para evitar o minimizar un impacto. A menudo se incluye con advertencia de colisión frontal y se conoce con el nombre de frenado automático City Safety (Volvo), frenado automático delantero de baja velocidad (Cadillac) y advertencia de colisión frontal con mitigación de colisión de la ciudad (BMW).

CONTROL DE CRUCERO ADAPTABLE: Este sistema es menos una característica de seguridad activa que una forma de reducir la fatiga del conductor en la carretera. Digamos que configura el control de crucero y si alcanzas a otro vehículo o uno se mete en tu carril, el sistema aplicará los frenos para desacelerar tu vehículo y seguir el vehículo adelante a una distancia preestablecida.

MONITOREO DE PUNTOS CIEGOS: Este sistema escaneará las esquinas traseras del vehículo e iluminará sus espejos laterales cuando detecte un vehículo en esas zonas. Es una de las nuevas tecnologías de seguridad más comunes, disponible en aproximadamente el 73 por ciento de los modelos de 2017, según datos de Edmunds.

ADVERTENCIA DE SALIDA DE CARRIL Y ASISTENCIA DE MANTENIMIENTO DE CARRILES: si su atención se distrae y su vehículo comienza a desviarse del carril, un sistema de salida de carril lo avisa con un pitido, vibración o señal visual en el panel de instrumentos.
Si el vehículo también está equipado con asistencia de mantenimiento de carril, irá más allá de una simple advertencia: se realizará una corrección menor de dirección o frenado para mantener el automóvil en su carril.

ALERTA DE TRÁNSITO TRASERO: Este sistema es más útil cuando estás en un estacionamiento y tienes que retroceder desde un espacio. Los sensores en los parachoques traseros detectan un vehículo que se aproxima y le advierten que está allí.

 

 

Fuente: Edmunds.com