Suscríbete al newsletter The NewNow

Y te mantendremos al tanto de los últimos artículos y noticias

Los campos marcados con * son obligatorios

Europa toma el control de la Tierra con el proyecto espacial Geoland2

Los agricultores y los gestores forestales que necesitan supervisar la evolución de las actividades de cultivo y explotación de tierras y los cambios en la vegetación, son sólo dos de los potenciales usuarios finales de un nuevo sistema de monitoreo integral de la Tierra por satélite que proporcionan datos de mapas libres, completos y abiertos para impulsar la gestión y la protección del medio ambiente.

El sistema, desarrollado por el proyecto GEOLAND2 financiado por la UE, está diseñado para fortalecer la capacidad de los responsables de tomar decisiones para la mejora del uso de las tierras en la agricultura y la silvicultura, e indirectamente a ayudar a las autoridades en la respuesta a posibles desastres y emergencias ambientales.

Esto es posible gracias a la puesta al día de datos recogidos del monitoreo de satélites de observación de la Tierra, convertidos en mapas y herramientas visuales que ilustran claramente el estado actual del terreno y los cambios en el medio ambiente.

El proyecto constituye un componente fundamental del programa de observación de la Tierra Copérnico de la Comisión Europea (antes GMES) y la racionalización de los servicios terrestres de vigilancia a escala mundial, europea y local para proporcionar una mejor información ambiental a los tomadores de decisiones.

“Adoptar medidas eficaces requiere de información precisa y oportuna” — explica el coordinador del proyecto Markus Jochum, Director del Programa Future en Airbus Defensa y Espacio— “GEOLAND2 fue el proyecto Copérnico relacionados con la tierra, con el mayor número de los principales actores europeos de la industria, la investigación y los usuarios institucionales involucrados. El tamaño del proyecto en términos de socios y usuarios ha sido única “.

 

Usando los datos del satélite, el servicio de mapas ofrece geo-información básica sobre la ocupación del suelo y el uso, y puede generar mapas que se centran en los parámetros biofísicos específicos, tales como la cobertura de la vegetación, la radiación y la disponibilidad de agua. Los mapas son de uso amplio, y sirven como base para los servicios de información geográfica más elaborados, como los datos visuales sobre los cambios anuales y estacionales en el uso del suelo. Los datos también son compatibles con la política ambiental europea y mundial, así como las estrategias sobre el cambio climático, la seguridad alimentaria y el desarrollo sostenible en África. Todos los servicios y productos desarrollados bajo la cobertura del proyecto GEOLAND2 han sido ampliamente probado por los usuarios finales, incluidos los agricultores y la industria, y los resultados fueron prometedores.

Con el cambio climático una amenaza cada vez mayor, la presión sobre la naturaleza va en aumento junto a la reducción de la biodiversidad y el deterioro de nuestras condiciones de vida. Para mitigar estas amenazas y diseñar contramedidas eficaces y estrategias de adaptación, el seguimiento del estado de nuestro medio ambiente natural y sus cambios a través del tiempo es esencial. El proyecto Geoland2 constituye un gran paso adelante hacia la aplicación de los Servicios de Tierra GMES.

Lanzado en septiembre de 2008, el proyecto de cuatro años GEOLAND2, que recibió unos 22 millones € en financiación de la UE, ha proporcionado ya un sistema de maleo y otros servicios de información.

[youtube]https://youtu.be/zRS1EgG6zbo[/youtube]

GMES: Europa tomando el control del espacio.

Elm Proyecto Geoland2 se encuadra dentro del Global Monitoring for Environment and Security (GMES), una iniciativa conjunta de la Agencia Espacial Europea y de la Unión Europea, para dotar a Europa de autonomía y capacidad operacional en la observación de la Tierra.

Su objetivo es aprovechar al máximo el uso de los datos procedentes de todas las fuentes y proporcionar cuando sea necesario información propia relacionada con el medio ambiente y la seguridad. Se trata por tanto de agrupar todas las informaciones obtenidas por los satélites medioambientales, y las bases terrestres para proporcionar una visión global del “estado de salud” de la Tierra.

Para responder con eficacia a los efectos del cambio climático, las administraciones necesitan estar informadas acerca de las condiciones actuales de nuestro entorno natural y las tendencias previsibles. Los Servicios de Tierras GMES proporcionan dicha área extendida y transfronteriza armonizada a escala mundial, europea y regional. El proyecto Geoland2 pretende preparar a las capacidades de aplicación de funcionamiento de estos Servicios de Tierras GMES, que consiste en Core Services Mapping (CMS) y el núcleo de los Servicios de Información (CEI), para apoyar la toma de decisiones con la información más exacta y actualizada disponible.

Los datos disponibles aportan información básica sobre la cubierta vegetal, uso de la tierra y sus cambios anuales y de temporada, así como una variedad de parámetros biofísicos adicionales que describen el estado de vegetación continental, el balance de radiación en la superficie y el ciclo del agua sobre la base de datos de observación de la Tierra por satélite.

Cubren los datos locales para escalas globales con la actualización de las frecuencias de un día a varios años.

Los productos cartográficos CMS son de uso genérico: además de ser una valiosa fuente de información en su forma básica, son la base para servicios de geoinformación más elaborados que abordan una amplia variedad de campos temáticos de aplicación, como la calidad del agua, la gestión forestal, la ordenación del territorio, las cuestiones agroambientales, el ciclo del carbono, y la seguridad alimentaria.

De esta manera ellos apoyan efectivamente las autoridades públicas responsables y tomadores de decisiones desde el nivel regional al continental están asesorados en la aplicación de las políticas europeas y convenios internacionales.

Aprovechar el potencial económico del servicio público para nuevos desarrollos comerciales.

GEOLAND2 también ha contribuido a la construcción de la floreciente economía basada en los satélites de Europa. “Copérnico ayudará a crear nuevos puestos de trabajo y oportunidades de negocio”, dice Jochum. “Las actividades espaciales contribuyen a fomentar el desarrollo de un mercado habilitado para los productos y servicios de satélite, y un número de segmentos económicos, como el transporte, petróleo y gas, los seguros y la agricultura se beneficiarán de datos de observación de la Tierra precisos y fiables.”

Los estudios han demostrado que para el año 2021 Copérnico debe añadir seis satélites, con lo que podría generar un beneficio económico de unos 30 mil millones de € y crear alrededor de 50.000 puestos de trabajo en Europa para 2030.

Diversos servicios derivados del proyecto están diseñados como Spin-Off comerciales para ayudar a las empresas a aprovechar el potencial y las aplicaciones de los datos de Copérnico.

Un año después del exitoso lanzamiento del primer satélite Sentinel, un segundo fue puesto en órbita en junio de 2015, permitiendo a Copérnico ofrecer imágenes de los cambios en la tierra con un mayor nivel de detalle y precisión.

En el proyecto, participan empresas de Alemania (Coordinator), Portugal, Lithuania, Holanda, Austria, Grecia, Francia, Italia, UK, Finlandia, España, Belgica, República Checa, Polonia, Sweden, Hungary, Bulgaria, Romania

Fuente: Univerity of Leicester

 

[youtube]https://youtu.be/Pv9FbO1KEiA[/youtube]

 

Imagen: Copernicus Brochure