Suscríbete al newsletter The NewNow

Y te mantendremos al tanto de los últimos artículos y noticias

Los campos marcados con * son obligatorios

Zonas libres de vuelo de drones por seguridad

Al igual que cualquier aeronave, el vuelo de drones debe contar con medidas de seguridad específicas y los aviones no tripulados deberán ser cuidadosamente regulados para garantizar que no estén volando donde no deberían hacerlo. Se espera que los drones impulsen la economía europea como parte de las futuras sociedades digitales, generando siete veces más horas volando en los cielos por encima de nuestras cabezas para 2050 que las aeronaves cuando realizan entregas, inspecciones e incluso actúan como transporte de corto alcance. [1]

Recientemente, Vodafone se ha convertido en la primera compañía en el mundo en mostrar cómo se puede usar la tecnología móvil para evitar que los drones interfieran en áreas controladas / de alta seguridad, escenas de crímenes, incidentes importantes y eventos en el futuro.  En pruebas anteriores en Alemania utilizando el sistema de posicionamiento por radio Vodafone (RPS), la primera tecnología de seguridad y rastreo de dispositivos no tripulados del mundo con Internet, estableció que la red móvil puede usarse para rastrear la posición de un avión no tripulado cuando está volando más allá de la línea es una alternativa segura, y más difícil de falsificar o piratear, junto con el GPS.

Desde entonces, con razón, se ha centrado mucho en cómo proteger las zonas de exclusión aérea permanentes, como los aeropuertos, de los ataques con aviones no tripulados después de una serie de incidentes en el Reino Unido la Navidad pasada.

De cara al futuro, también será importante que los servicios de emergencia y otras autoridades puedan establecer zonas de vuelo, dinámicas o temporales, por ejemplo, para asegurarse de que solo los drones de la policía puedan volar alrededor de la escena del crimen principal.

Esto es posible estableciendo geo-cercas de espacio aéreo: una barrera o perímetro virtual en un área geográfica del mundo real.

Qué son las geo-cercas para limitar las zonas de vuelo de drones

Las geo-cercas se pueden usar para «cercar» un área restringida permanentemente, como un aeropuerto o una prisión, o un área restringida temporalmente como un festival.

Los drones también pueden ser ‘cercados’ en una misión en particular, cuando están inspeccionando líneas eléctricas, por ejemplo.

Muchos drones tendrán una memoria de zonas sin vuelo, pero estas tienden a extraerse de las bases de datos estáticas sin conexión. Con geo-cercas temporales una base de datos fuera de línea simplemente no es lo suficientemente buena.

Las autoridades necesitan la capacidad de informar a los drones que ya están en vuelo que deben desviar su rumbo, por ejemplo, para evitar condiciones climáticas extremas, lo que pueden hacer a través de las comunicaciones móviles.

En una prueba reciente, se demostró que es posible generar una geo-cerca y borrarla dinámicamente, usando RPS para identificar cuándo un avión no tripulado ha ingresado al área.

Un equipo de ingenieros de Vodafone con sede en Londres pudo crear una geo-cerca en España que podría interactuar con cualquier número de drones que volaban dentro del área. Todos los drones se conectaron a su red móvil mediante una tarjeta SIM incorporada.

“Creemos que esto será una parte importante para hacer que los aviones no tripulados sean seguros para su uso en vuelos de larga distancia —explica Víctor Fernández, New Technologies and Innovation specialist en Vodafone Group—, ya que se asegurará de que sean resistentes a cualquier intento de piratería y que puedan comunicarse con las autoridades de confianza mediante un fuerte cifrado de mensajes aéreos extremo a extremo.”

 

Para lograrlo, crearon un proceso de zona de exclusión de tres anillos totalmente automatizado para la prueba:

  • cuando un avión no tripulado entró en el anillo exterior, tanto el operador del avión no tripulado como el administrador de la zona de exclusión aérea recibieron una advertencia sobre la incursión en el espacio aéreo restringido;
  •  si el dron continuó y entró en el anillo central de la zona de exclusión aérea, se vio obligado a flotar en su lugar; y
  •  si la zona central de exclusión aérea se expandió hacia el área sobre la que se encontraba el avión no tripulado, se envió un comando a través de la red móvil que lo obligó a aterrizar de inmediato.

Es fácil imaginar que esta tecnología de Vodafone se utilice en el futuro para garantizar que los drones de la policía puedan realizar una búsqueda segura en un área sin el riesgo de estrellarse contra otros drones.

“Cualquier operador de telefonía móvil podrá adoptar esta tecnología porque hemos colocado nuestra investigación de RPS y propiedad intelectual asociada en el dominio público sin tarifas de licencia para su reutilización con el fin de acelerar el ritmo de la seguridad de drones y la innovación de geolocalización en todo el mundo”, añade Fernández.

Estos ensayos de aviones no tripulados respaldan los objetivos de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA), que actualmente está desarrollando nuevas normas paneuropeas para regular el funcionamiento de los aviones no tripulados. La tecnología podría estar disponible ocho meses después de que las autoridades implementen las reglas para las zonas de exclusión aérea de aviones no tripulados, lo que permite un enfoque basado en tarjetas SIM, y aceleraría una industria de aviones no tripulados que vuelan más allá de la línea de visión visual que podría suponer 15.000 millones de euros anuales a la economía europea para 2050, con más de 100.000 nuevos empleos creados. [2]

Fuente: Vodafone successfully trials dynamic drone no-fly zones

 

control de vuelo de drones

Seguimiento Móvil para vuelos de drones de larga distancia

Un estudio encargado por la Unión Europea estima que una industria regulada de servicios de aviones no tripulados podría contribuir más de € 15 mil millones anuales a la economía europea para el 2050, con más de 100,000 nuevos empleos creados. *

Las empresas europeas están considerando usar drones para una amplia gama de tareas, entre ellas: la entrega rápida de cargas útiles pequeñas y de gran valor (como suministros médicos), el monitoreo de activos críticos (como tuberías de energía) y misiones de rescate en condiciones peligrosas.

El Sistema de posicionamiento por radio (RPS) de Vodafone, que se anunció por primera vez en el Mobile World Congress en marzo de 2018 , utiliza un módem 4G y una SIM conectados a un drone, lo que permite que un sistema de inteligencia artificial de autoaprendizaje calcule la posición del drone.

El sistema podrá indicar si un avión no tripulado se ha desviado de una trayectoria de vuelo acordada, lo que ayuda a proteger a las aeronaves, civiles, instalaciones sensibles y otros aviones no tripulados.

En el primer ensayo de este tipo en Europa Vodafone ha demostrado con éxito cómo las redes móviles podrían respaldar la visión de la Comisión Europea de vuelos seguros de aviones no tripulados de larga distancia.

Las tecnologías IoT llevan la inteligencia de la red conectada a Internet a una amplia gama de dispositivos en el trabajo, el hogar y los desplazamientos. Los reguladores necesitarán soporte tecnológico para garantizar que los drones se vigilen constantemente cuando vuelan «más allá de la línea de visión» (BVLOS) y para imponer zonas de exclusión aérea alrededor de edificios sensibles (incluidas escuelas, hospitales, prisiones, edificios gubernamentales y plantas químicas).

Los representantes de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) y la Comisión Europea observaron los últimos ensayos de RPS en una instalación de pruebas de Vodafone en Aldenhoven. Para llevar a cabo la prueba, obtuvo una exención en virtud del Reglamento alemán para la operación de aeronaves no tripuladas **, que entró en vigor en abril de 2017. El permiso para volar fue otorgado por la autoridad regional de aviación correspondiente.

El ensayo demostró que las redes 4G existentes, que están optimizadas para usuarios en tierra, podrían usarse simultáneamente para monitorear vuelos de drones hasta 120 metros sobre el nivel del suelo.

Esto confirmó que RPS podría usarse como una copia de seguridad de la ubicación GPS, que es más fácil de desactivar o falsificar que la tecnología móvil compatible con tarjetas SIM seguras. El radar convencional no funciona con dispositivos pequeños como drones.
Por primera vez, Vodafone también demostró que era posible identificar dos drones que estaban cerca y administrarlos por separado. En el futuro, esto podría hacerse a gran escala con tarjetas SIM en drones que cumplen una función similar a los transpondedores de aeronaves.

Los resultados completos del primer ensayo de Vodafone se publican en este PDF.

Fuente: Vodafone Group.

Notas:
[1] SESAR, 2106, European Drones Outlook Study “Unlocking the value for Europe” available at: https://tinyurl.com/j579ljn
[2] SESAR, 2106, European Drones Outlook Study “Unlocking the value for Europe” available at: https://tinyurl.com/j579ljn

* SESAR, 2106, Estudio sobre las perspectivas de los drones europeos «Desbloqueo del valor para Europa» disponible en: https://tinyurl.com/j579ljn

** Verordnung zur Regelung des Betriebs von unbemannten Fluggeräten